Black Order Innocence
¡Bienvenido a Black Order Inocence!
TODOS los PERSONAJES PRINCIPALES están DISPONIBLES
¡Adelante regístrate y rolea!
Últimos temas
» ♦Uchiha Kodoku ID ♦
Sáb Mar 21, 2015 11:00 pm por Uchiha Kodoku

» Aportación de Japones
Dom Jun 16, 2013 10:13 pm por Uchiha Kodoku

» Cuenta hasta el infinito
Mar Jun 05, 2012 8:52 pm por Uchiha Kodoku

» Cuenta un secreto...
Sáb Nov 05, 2011 1:07 pm por Uchiha Kodoku

» ¿Qué música escuchas?
Miér Nov 02, 2011 11:36 pm por Uchiha Kodoku

» Un día productivo[ libre]
Sáb Oct 29, 2011 12:38 pm por Kanda Yukiko

» Afiliación de magical Team
Sáb Oct 29, 2011 10:10 am por Allen Walker

» Especial historia de miedo para Halloween
Sáb Oct 29, 2011 12:10 am por Allen Walker

» Una preguntita~~
Vie Oct 28, 2011 11:59 pm por Allen Walker

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.
¡Ayúdanos a crecer con un click!
Sakurai Club Top List Topsite Kamikaze Final Fantasy Top Site Topsite de Rol, RPG! Sekai Anime Top List TOPLIFE Top NSS
Foros hermanos

±‡± Laila Revy ±‡±

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

±‡± Laila Revy ±‡±

Mensaje por Laila Revy el Dom Nov 14, 2010 9:13 pm


(Creo que dejaré a Ulquiorra por esta personaje)

*Esperaba impaciente en el Despacho de ese tal Komui Lee. Su cabellera larga caoba recogida en una cola de caballo era iluminada por la enorme araña colgante del techo, dándole al cabello cierta tonalidad rojiza clara. Repiqueteaba el piso con impaciencia con una de las botas deportivas oscuras del uniforme, conjuntada con unos pantalones cortos negros y unas pistolas Sword 9mm Cutlass plateadas colgando de unas correas marrones de los tirantes cada una en una funda marrón oscuro, y una polera negra con rebordes plateados de tirantes como gabardina reglamentaria. Cruzada de brazos, y gesto impaciente, volteó su mirada azul clara hacia la puerta, donde, por fin, entraba el Supervisor, Komui Lee. Un par de guantes negros sin dedos protegían las manos de la pelicaoba. En sus finos labios tenía un cigarrillo de chocolate, no uno real, el cual masticaba con aires aburridos, pero que pronto se quitaron por la aparición del chino, pensando quizás que sería algo divertido*

- ¡Holaa! *Entró en el Despacho por fin, en la sala sonriente, con su típica taza de café y se sienta en la mesa rebuscando entre el montón de papeles* Veamos... ¿Cuál es tu nombre? *Alza la vista*

- Laila Revy, alumna del General Cross. Me llaman.. "Two Hands". [Dos Manos] *respondió con una voz brusca y grave, pero indudablemente femenina. Laila Revy es una experta en armas de fuego, tal y como lo parece ser su maestro, el General Cross, con el que parecía divertirse la veinteañera durante sus años, ya que completaba las deudas de su maestro al dedillo por el dinero que robaba desde pequeña. La llaman "dos manos" ["Two Hands", en inglés] por saber atacar con dos armas.*

- Encantado y bienvenido a la Orden Oscura *Sonríe* Yo soy Komui Lee. Y dime... ¿Hay alguien que te influyera para venir aquí?.

- Mi General, el General Cross Marian- replicó con un deje pasota, asentándose en el sofá, y lo hacía con la forma más tranquila posible, como recordando los momentos en los cuales el vino, o la cerveza sin alcohol, o los zumos de naranja, o bien las deudas que solía completar certeramente, con robo o asesinato de vándalos e inútiles, estaban presentes desde el momento que el General Cross Marian apareció en su vida, mas a ella le parecía un hombre, aunque mujeriego y un tanto vago, divertido, ya que por la ironía o sarcasmo a ella le solía sacar una sádica sonrisa de medio lado.

- Veamos a ver... *Revisa entre los papeles de nuevo* ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?

- Magia negra, cuerpo a cuerpo.. en fin, en resumen un poco de todo- *respondió la muchacha acomodándose, "a la bartola", como se solía decir, recostada en el sofá con un gesto ausente y pasota, aunque no perdía de vista al Supervisor*- Todo mi saber lo poseo del General Cross y de las experiencias vividas a lo largo del pasado, ¿No crees?

- Veamos a ver háblame de tu Inocencia mientras yo te la investigo *Saca una gran excavadora*

*De repente, una pistola plateada Sword Cutlass 9mm se hallaba frente a las temerosas narices del chino y con un dedo puesto en el gatillo. Uno de los ojos claros de Laila Revy observaba precavidamente al moreno*



- En su lugar no investigaría tan.. pronto. Un paso más y te vuelo los sesos, Komui Lee- dijo la muchacha con un deje amenazador todavía con el cigarrillo de chocolate en un lado de la boca de finos labios y características propias chinas y americanas- Mi Inocencia la componen dos pistolas con el poder del fuego- explicó brevemente ella.- Funcionan de cierta forma similar a la.. Judgement de mi maestro.

- Dame mínimo una razón para hacerte pasar este casting y formar parte de la Orden Oscura.

- Lo único que puedo decir, es que estoy buscando a cierta persona. Además, por ahí me han contado que se necesita personal competente, de lo que esta Orden está escasa.

- Preséntate lo mejor que puedas.

*Narró de forma que un mono pudiese entender. Es de ascendencia chinoamericana. Es un poco cruel con los demás y sabe actuar en consecuencia. Le gustan mucho las ropas escotadas y los pantalones cortos. Fue criada en la metrópolis de Nueva York. De pequeña se tuvo que arreglarlas y se dedicaba a robar a gente. De ascendencia china y criada en Nueva York, donde pasó su juventud como ladrona y asesina. Revy es muy competitiva, se aburre con facilidad, y se enfada aún con mayor rapidez. Aunque es muy atractiva, tiene tantos rasgos de personalidad que la convierten un una pareja nada deseable (aunque eso puede cambiar si bien la chica así lo desea y poco a poco). Al contrario que muchos imbéciles, no considera la diplomacia como una opción, prefiriendo el uso de la fuerza bruta y la coacción para conseguir lo que se propone. Revy mata sin remordimientos, disfrutando con cada muerte que provoca. Posee un extraño tatuaje en el brazo derecho, que la ha salvado muchas veces y de manera extraña. Parece que sabe un poco de Kidoh, con el que puede disparar truenos o bolas de fuego desde los cañones de sus pistolas.

Dicho lo dicho, se levantó y salió del Despacho enfundando antes su plateada pistola en una de las fundas de las correas, con un tremendo aire pasota y aburrido. Ya había tenido suficiente con las tonterías del Supervisor*
avatar
Laila Revy

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 12/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.