Black Order Innocence
¡Bienvenido a Black Order Inocence!
TODOS los PERSONAJES PRINCIPALES están DISPONIBLES
¡Adelante regístrate y rolea!
Últimos temas
» ♦Uchiha Kodoku ID ♦
Sáb Mar 21, 2015 11:00 pm por Uchiha Kodoku

» Aportación de Japones
Dom Jun 16, 2013 10:13 pm por Uchiha Kodoku

» Cuenta hasta el infinito
Mar Jun 05, 2012 8:52 pm por Uchiha Kodoku

» Cuenta un secreto...
Sáb Nov 05, 2011 1:07 pm por Uchiha Kodoku

» ¿Qué música escuchas?
Miér Nov 02, 2011 11:36 pm por Uchiha Kodoku

» Un día productivo[ libre]
Sáb Oct 29, 2011 12:38 pm por Kanda Yukiko

» Afiliación de magical Team
Sáb Oct 29, 2011 10:10 am por Allen Walker

» Especial historia de miedo para Halloween
Sáb Oct 29, 2011 12:10 am por Allen Walker

» Una preguntita~~
Vie Oct 28, 2011 11:59 pm por Allen Walker

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.
¡Ayúdanos a crecer con un click!
Sakurai Club Top List Topsite Kamikaze Final Fantasy Top Site Topsite de Rol, RPG! Sekai Anime Top List TOPLIFE Top NSS
Foros hermanos

Kanda Yuu y Yoruichi Shihouin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kanda Yuu y Yoruichi Shihouin

Mensaje por Uchiha Kodoku el Jue Ene 13, 2011 4:46 pm

Cientos de colinas
Miles de arces carmín
y un solo arroyo.


El país del Sol Naciente amanecía como normalmente, al poco de su entrada en la estación otoñal. En el centro del mismo Tokio, en la mayor prefectura de la capital nipona, se hallaba una enorme mansión, propiedad de la familia Kanda, una de las más importantes familias existentes. La Mansión era una de esas típicas japonesas, majestuosas y enormes, con enormes y adornados jardines al tradicional estilo japonés, y todo ocultado por unas enormes murallas y enormes portezuelas granates. El mármol y ladrillo blanco, conjuntamente las tejas rojizas, adquirían un grácil tono más anaranjado
El viento de otoño
mueve la persiana de bambú
y mi corazón.


Yuu Kanda, con su madre, Nojiko Kanda, vivían en aquella majestuosa Mansión, junto con Yoruichi Shihouin, la amiga de la infancia de Kanda Yuu, quien no tenía más hermanos que la propia Yoruichi. La relación que llevaban era entre una familia, pese a las dificultades que se presentaban. La madre era ama de casa; Yuu Kanda era profesor y practicante de kendo y kárate, y tenía entre sus aficiones el entrenar, leer y tocar la guitarra; y Yoruichi era cantante, aunque asimismo era practicante de kendo y kárate.
Mientras lo corto
veo que el árbol tiene
serenidad.


Una niña que huía con su madre en lo que parecía una tormenta, viéndose de fondo un pueblo en llamas.. Huían en barca, aunque la madre murió y la chica no sabía bien quién era.... Le llamaba a Kanda, pero no respondía... ni él ni nadie... En esa visión estaba completamente sola...

-" No puedo controlarla por mucho que quiera...Es extraño... y frustrante...” pensó para sí la chica con el ceño fruncido, frustrada por una nimiedad como esas visiones. Se había despertado en medio de esa pesadilla, como si fuese de un susto. Antes de aquel suceso no recordaba nada, sólo una pequeña porción de su infancia. Yoruichi Shihouin, vestida con un tradicional traje japonés blanco perla, con el cinto tradicional color rojo y una fina cadena plateada con una reliquia color blanco perla que le colgaba del cuello. Llevaba calcetines tabi y zapatos tradicionales japoneses.

No deberían ser más de las ocho y media. Sus ojos negros azabache y rasgados recorrieron la habitación. Las cortinas danzaban levemente al son del poco viento. Lujosos muebles de la habitación estaban puestos en su sitio: varias sillas, la cama con dosel y cortinas color salmón, dos sofás, unos sillones y tres mesas, todo dispuesto debidamente como en un hotel actual de cinco estrellas. Las paredes estaban pintadas de rosa palo, combinando bien con unos bordes inmaculados y un alfombrado rojo y con una flor de loto dorada estampada en el mismo suelo.

Se levantó y retiró las cortinas situadas a cada lado de la cama con dosel. La negra cabellera corta con los dos mechones trenzados en tela blanca, en cuyos extremos se hallaba una anilla dorada, que caían a nivel de las espaldas, y las cuales tintineaban al paso de la chica, quien se detuvo frente a una de las grandes ventanas y se asentó el alféizar de ésta, absorta en sus pensamientos.
avatar
Uchiha Kodoku

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 30/04/2010
Edad : 30
Localización : Donde menos lo esperes.

Ver perfil de usuario http://dgmlive.foro-activo.es/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.